quiere algo sostenible

Homofobia en El Directorio

Publicado: 2014-06-13

Anoche fui a El Directorio, me besé con mi compañero de mi mismo sexo y esa muestra de cariño se convirtió en motivo de violencia. Dos efectivos de seguridad del local fueron a nuestra mesa a exigir que nos retiremos porque estábamos faltando el respeto porque "esto no es el Sagitario ni ninguno de esos lugares". Nos negamos a irnos, señalamos que seguiríamos besándonos hasta que nos digan qué ley violábamos y que, en todo caso, ellos nos retiren porque nosotros no pensábamos irnos. 

Rato después, antes del cierre del local, exigí el libro de reclamaciones: me lo dieron, escribí y cuando quise retirar mi copia, me la arrancharon y los mismos efectivos de seguridad, con un refuerzo ya, me sacaron del local. Cuando les tomé fotos para identificarlos, uno de ellos intentó robarme el celular. 

En la puerta se sumó un taxista allí estacionado que enpezó a burlarse y a justificar a los empleados del bar. Su burla se convirtió en que me apagó un cigarro en el labio, me tiró dos cabezazos y terminé en el suelo ante la inacción y burlas de la seguridad del local. Y el origen de todo fue un beso. Usualmente soy yo quien respalda a las víctimas de estas agresiones y hoy me tocó estar del otro lado, viviéndolas, y lo único que puedo señalar es que hay que denunciar, denunciar y denunciar. 

La Municipalidad de Lima e Indecopi deben multar y cerrar El Directorio por discriminación, el taxista deben ser procesados penalmente por la violencia física con el agravante de motivación homofóbica, y como sociedad aún nos queda muchísimo por andar hacia el reconocimiento pleno del amor y todos los derechos para todas las personas.  

En foto: la agresión, lo que rescaté del libro de reclamaciones y los agresores.


Escrito por

Gio Infante

Activista marica, militanta socialista y, a veces, periodista con rollito de abogada.


Publicado en

Conducta impropia

Programa conducido por Gio Infante